Pez gato

‹Especies agua dulce

Nombre científico: Ictalurus melas

Originario de Norteamérica se encuentra en pleno proceso de expansión en la Península Ibérica. Existen varias especies estrechamente emparentadas y muy similares características. En estos momentos, no sabemos con precisión cuántas de ellas habitan ya en Europa.

Lo que sí está probado es que en nuestro continente, al igual que ocurre con la mayoría de las especies exógenas –como el black bass o el hucho- no alcanza el mismo tamaño que en sus lugares de origen.

Presenta una librea de color oscuro en el dorso que se aclara progresivamente en los flancos y puede llegar a ser casi blanca o amarilla en el vientre. Viven en lugares remansados y no presenta ninguna exigencia en cuanto a calidad de las aguas. Además, soporta grandes variaciones térmicas.

Se muestra más activo durante las horas nocturnas o crepusculares, en las que “palpa” el fondo con sus desarrollados barbillones, de los que procede su nombre. Este pez de régimen bentónico es un voraz predador, susceptible de ser pescado con la inmensa mayoría de los cebos de origen animal.

Su amplia boca admite grandes anzuelos, y traga hasta el fondo sin vacilación, por lo que no hay temor a perderlo una vez que se ha tragado la carnada.

La única precaución que debemos tomar es a la hora de desanzuelarlo, pues posee fuertes espinas en los radios de las aletas pectorales y dorsales que pueden herirnos. En caso de que esto ocurriera –que ocurrirá si lo sujetamos con las manos desnudas- desinfectaremos la herida, pero no debemos preocuparnos porque no inocula veneno.

Se pesca con aparejos de fondo, con cualquier cebo animal. Generalmente se le considera una especie dañina, sin ningún interés comercial ni deportivo. No obstante, también podemos sacarle partido a poco que nos esforcemos. Su carne es bastante buena –en el sur de USA es la más consumida de entre los peces de agua dulce- y respecto a su pesca, por mucho que no sea equiparable a otras especies, yo lo he pasado muy bien. Sólo debemos utilizar aparejos y cañas adecuadas a su tamaño.

Si capturamos un ejemplar muy pequeño, quedará fantástico en un acuario de agua dulce, donde semeja un pequeño tiburón.