Percasol

‹Especies agua dulce

Nombre científico: Lepomis gibbosus

Este centrárquido, al igual que el pez gato, es una especie introducida en Europa a las que se considera perjudicial.

Por tanto, el aficionado puede pescarlo en cualquier sitio, en cualquier mes del año y sin límite de cupo.

Procedente de Norteamérica, allí alcanza más de medio metro de longitud, pero en nuestra península, la talla habitual no supera los 15 cm. Esto no quita para que sea un insaciable predador y ataque a todo lo que se mueva de pequeño tamaño. Es, precisamente, este carácter voraz lo que le hace tan dañino, pues diezma los juveniles y alevines de otras especies muy apreciadas.

Vive en pequeños grupos diseminados cerca de la orilla o de refugios naturales, como son los bancos de algas o los roquedos sumergidos. Atacan todos a la vez, como un enjambre, y se lanzan con entusiasmo sobre todo lo que tenga pinta de ser comestible.

Es un pez tan despreciado por estas latitudes que la gente ni siquiera lo pesca. Es un error. Con aparejos propios de los minitallas, lo pasaremos en grande.

Podemos hacer la pescata de nuestra vida si nos dedicamos a estos pececillos o servirnos para aprender a clavar al primer toque con un flotador bien calibrado, o bien, crear nuevas aficiones entre nuestros allegados.

Es, por ello, una pesca muy recomendable para iniciar a los niños, siempre inquietos, que necesitan una especie que proporcione constantes picadas.