LA ALBUFERA / Valencia

‹Lugares mar

Desde Cullera, yendo en dirección Valencia, se nos ofrecen dos posibilidades: seguir por la N-332, o tomar el desvío por la comarcal del Saler. Por la nacional, iremos por la parte interior de la Albufera, mientras que, por el Saler, recorreremos la estrecha franja de tierra que separa este mar interior del Mediterráneo, algo así como el equivalente de la Manga en el Mar Menor de Murcia.

La Albufera es una laguna de agua salobre, separada por una lengua de arena, a unos 20 km. de Valencia capital. La Administración intenta ahora salvar esta rica marisma, que en los últimos dos siglos ha sido víctima de una implacable reducción del territorio que ocupaba, a causa de la agricultura que desecó importantes parcelas, y, últimamente, de las construcciones que amenazan su franja costera. Pese a todo sigue constituyendo un espacio ecológico de primer orden. Posee especies piscícolas endémicas, como algunos ciprinodóntidos ibéricos, en peligro de extinción. Asimismo, es un interesante observatorio de zancudas y aves acuáticas que nidifican regularmente entre los cañizos que emergen en la superficie.

Un pez tradicional de la Albufera valenciana es la anguila, que aquí se cocina de varias maneras, como, la ya citada, con arroz. También es muy común la lisa, que es capturada con redes por los profesionales.

En la “manga” de la Albufera se sitúan las playas del Saler y de la Devesa, que ocupan en total unos diez km. de costa. Las dos resultan sitios recomendables para pescar, en especial, la parte de la Gola de Puchol, donde un canal comunica la Albufera con la mar y pasa junto a un pequeño lago artificial. En estos intercambios de agua abundan siempre las lubinas, y nunca está de más probar suerte con artificiales o con pez vivo, si disponemos de él.

La parte de la playa de la Devesa está muy poco urbanizada y su grado de ocupación, incluso en verano, es bajo, por lo que dispondremos de lugares para pescar sin que nos incomoden.