EMBALSE ENTREPEÑAS. Segunda Parte. Castilla la Mancha

‹Lugares agua dulce

Las zonas.

Debido a su amplitud, posee orillas de lo más variado para realizar diferentes modalidades de pesca aplicables a las especies que pueblan sus aguas.

Para realizar una visión con cierto orden, de los principales lugares relacionados con la pesca, comenzaremos por el muro de presa. Para acceder a sus inmediaciones, se puede utilizar la carretera nacional 320, desde la cual se puede ver esta construcción. Para poder bajar al propio pie del muro, se deja el coche en la entrada a un camino asfaltado en la margen izquierda de la carretera –dirección Guadalajara – Sacedón- y directamente se baja por unas escaleras – ha leído bien – hasta el mismo borde del agua. El perímetro pescable en este lugar es bastante reducido con lo que i se pesca en fin de semana, suele ser algo difícil (acaso que no lleguemos a primerísima hora) pescar con un hueco digno de buenos lances, si se pesca con cebo. Si por el contrario se pesca a lance ligero, mejor ir camino de otro lugar menos masificado.

Con orillas completamente constituidas por rocas, es un lugar que se caracteriza por albergar desde lucios –buenas piezas por las profundidades que tiene-, luciopercas considerables, salvelinos – es donde se han pescado mayor número de estas “rarezas”, y tencas y bogas en la pequeña recula que forma a mano derecha el pantano. El black bass es difícil encontrarlo por aquí, aunque rara vez se ve alguno merodeando las esquinas del muro y orillas cercanas a la recula “de la derecha”.

Por regla general estas orillas están muy frecuentadas por pescadores de cebo, tanto vivo como muerto. Algún motivo habrá, ¿no?. Para los pequeños ciprínidos, ya que no tienen grandes dimensiones, la pesca a la boloñesa o cup es de las más efectivas. ¿Cebos?. No hay ninguno que sobresalga por encima de los demás.

Los pescadores que conozcan este enclave, estarán de acuerdo con nosotros que no es un lugar de lo más recomendable para la pesca a lance ligero o mosca, y será mejor recorrer unos pocos kilómetros para lanzar por la siguiente zona.

Playa de Sacedón.

Unos pocos kilómetros hacia delante nos encontramos con el núcleo urbano de Sacedón. Para poder llegar a otro lugar característico habrá que desviarse hacia la izquierda en la calle que hay una gran náutica haciendo esquina –hace esquina con la principal por la que se llega con la que se debe tomar-. Si se pesca con barca este es un lugar bastante bueno para botarla. Desde lo alto de la carretera ya se puede apreciar la presencia náutica en le lugar.

Este lugar se caracteriza por tener, como su propio nombre indica, el fondo arenoso. Proporciona gran comodidad para el pescador, ya que aquí no se producirán enganches. Es una zona ideal para la pesca de ciprínidos, donde se les puede ver nadar en cualquier estación distinta del invierno. Como ya se ha comentado líneas arriba, un cebo ideal para el lugar es el pan. Cuidado con las sorpresas de grandes ciprínidos. Hay que ir prevenidos con los equipos adecuados.

La pesca de exócidos, luciopercas y lucios, será mejor dejarla para la misma margen unos kilómetros más adelante, donde hay mayores profundidades y cortados”típicos” de lucio.

Margen del embalse Sacedón-Pareja.

Según salimos del pueblo de Sacedón, por la misma carretera por la que hemos entrado a él, se continúa hasta la primera rotonda – fuera del pueblo- hacia mano izquierda, dirección Pareja.

Durante 4-5 kilómetros se alternan diferentes urbanizaciones privadas que limitan el paso a propietarios. Pero algo más adelante ya se pueden ver las entradas a caminos que dan acceso al pantano en zonas libres.

Estos lugares son, como se podría decir, clásicos en lo que características para el lucio y lucioperca se refiere. Son cortados de piedra, alternados con pequeñas reculas con cierta cantidad de vegetación, donde se refugia el alimento de los depredadores. Lugar idóneo para “cucharillear” y lanzar nuestras moscas. Para que no se puede decir que soy un traidor, por no avisar, es una zona propensa al enganche, sobretodo si el nivel de agua es alto, ya que sumerge y esconde ciertos árboles muy recordados por sus prolíferos enganches y su consiguiente pérdida de artificiales o peces.

Recula del Ompolveda –Pareja-

Este pequeño río vierte sus aguas al pantano desde Pareja. Para acceder a la zona, en el mismo desvío hacia el pueblo, cuando se finaliza una curva muy prolongada, justo antes de salir de la misma hay una entrada de un camino en el lateral izquierdo de la carretera. Siguiendo este camino, se puede pescar a lo largo de todo el final de la recula o concurrencia del río con el pantano, según se mire.

Este lugar es especialmente prolífero en la pesca de cualquier especie por el aporte de este contributivo con sus aguas y su alimento, que atrae a toda la cadena alimenticia de peces. Es un lugar con gran cantidad de vegetación sumergida. Hay que tener muy presente este dato para montajes de fondo. ¿Hay algún lugar mejor que otro en esta recula?. La verdad es que el paso del tiempo me ha demostrado que es igual de fecunda a cualquier altura. Basta como referencia un caso en el que un pescador con la punta de su caña, prácticamente tocaba la otra orilla y pescó un lucio de una decena de kilos.

 

Las Anclas.

Es el nombre de otra urbanización, y con una frase se resume lo que nos puede pasar. El guarda si quiere te deja pasar a pescar, como que no, cosa bastante frecuente. De todas formas si sois de los afortunados, deciros que las orillas son similares a las de enfrente (tramo Sacedón-Pareja) pero con mayor concentración de rocas.

Viaducto.

Este lugar fue uno de los primeros en los que se capturó, la hoy tan nombrada, lucioperca. Sus aguas son específicas para esta especie, de ahí su expansión. Mucha profundidad – sobre todo en las cercanías del viaducto -, aguas turbias, y nula vegetación.

Se encuentra entre Pareja y Durón.

También es muy bueno este lugar para practicar la pesca al curri. Es recomendable la utilización de profundizadores por las profundidades que tiene el pantano en esta zona.

El acceso es muy sencillo y a la vez cómodo. A ambos lados del viaducto en las dos orillas justo donde termina, parten caminos que llegan hasta el mismo borde del agua.

Durón.

Cuando un pescador dice a otro que va a pescar a Entrepeñas, este le pregunta como si de un acto reflejo se tratase:

- ¿qué vas a Durón, no?.

Este lugar es posiblemente de los más visitados. Caracterizado por grandes playas, es muy recomendable para la pesca de grandes ciprínidos, aunque bien es cierto que también ha adquirido su fama por los lucios que allí se han sacado. No es un sitio particularmente profundo con lo que los peces artificiales podrán rastrear cómodamente el fondo. En otras épocas se podía halar de este lugar como de un paraíso de la pesca. Hoy la realizad es que debido a la masificación de pescadores hay bastante menos pesca y las orillas, en ciertos lugares no presentan muy buen aspecto.