EMBALSE DE GARCÍA SOLÁ. Extremadura

‹Lugares agua dulce

Texto y fotografías Javier García García javibass@yahoo.es

 

El embalse de García Sola es uno de los mitos en la pesca de España, junto con los grandes embalses de la cuenca del Tajo y Cíjara.

 

Presa de García-Sola con un nivel más que aceptable de agua.

Este embalse fue construido en 1963 y desde entonces a sufrido una gran presión pesquera por parte de pescadores madrileños y toledanos que venían a tentar a dos especies de depredadores que pueblan sus aguas.

Esta tónica se produjo hasta Junio del año 1981 cuando aparecieron con sus barcas pescadores de bajura de Ribadeo a lanzar sus redes. Para facilitar la operación se vació el embalse hasta unos puntos casi, casi de penuria y por el cual se temía la posibilidad de putrefacción de sus aguas. Como dato representativo se quedo a un 10% de lo que puede embalsar. Los resultados de esta masacre fueron los siguientes sobre el total de piezas obtenidas : 48% de barbo, el 30% de bogas, el 16% de carpas, 5% de lucio y un 1% de basses. La gran mayoría fueron enterrados en cal viva cuando en un principio iban a ser enviados a Lugo para convertirlos en harina de pescado; el resto fue regalado a los ribereños.

Para llegar desde la zona centro se deberá tomar la N-V hasta una desviación que indica Cazalegas y Talavera de La Reina, una vez en Talavera cogeremos dirección Herrera del Duque Córdoba hasta llegar a Puerto Rey, a 12 kilómetros de la presa de Cíjara. Una vez llegados al muro presa deberemos tomar la carretera que sale a la derecha o mejor dicho continuar en la misma hasta llegar a Castilblanco.

 

ZONAS DEL EMBALSE

Cola del embalse.

“La morra” Es la entrada del río Guadiana al embalse, esta zona es bastante buena en primavera cuando los basses y lucios persiguen a las bogas y barbos que remontan el curso del río para frezar. Es una de las mejores zonas para tentar a la carpa con equipos de fondo.

Zona de Castilblanco.

Esta es de las zonas más tocadas del embalse debido a su mayor cercanía desde Madrid y Talavera, esta zona es muy fácil de localizar debido a que la carretera N-503 cruza los puentes. El primero, más grande, por donde discurre la caja del río Guadiana y por el siguiente, podremos encontrar escarpados con donde los basses predominan, un gran número de carpas y como no la omnipresente perca-sol. Según cruzamos el primero de los puentes si venimos desde Madrid a mano izquierda podemos tentar a lucios y basses que pasean a sus anchas por sus limpias y oxigenadas aguas.

Zona de Peloche.

Siguiendo el curso de la N-503 llegamos hasta la población de Herrera del Duque, desde la que sale una pequeña carretera que nos llevará a la zona de Peloche y al muro de presa. Esta zona se caracteriza por tener una orilla con abundancia de árboles y obstáculos sumergidos en los que los grandes lucios y basses esperaran la oportunidad de abalanzarse sobre la minitalla. En esta zona nos serán muy útiles los vinilos montados con el sistema Texas para evitar los enganches, así como Rapalas de 5 y 7cm muy eficaces en todo el perímetro del embalse. En este embalse el bass acepta muy bien los artificiales lanzados con equipo de mosca, el cual deberá poseer un buen freno de disco por parte del carrete y una caña con acción de punta para clavar bien en la boca del bass.

 


Zona de la presa

Este tramo del embalse nos puede deparar grandes alegrías en lo que a la pesca de depredadores se refiere. Hay que tener presente que aquí en barbo actúa como tal y nos es extraño que nos entre a un pequeño pez artificial. Es en este tramo donde los basses y lucios se encuentran más a sus anchas por la cantidad de eucaliptos y jaras que hay metidas en el agua después de las crecidas invernales. Si disponemos de embarcación la cosa se reduce aunque en esta gran masa de agua se puede tener acceso a más de un 60% de las zonas de pesca, en el caso de pescar el bass la técnica a emplear será la siguiente nos colocaremos a unos 30 metros de la orilla e iremos efectuando lances orientados hacia ella para lograr la picada de nuestro querido centrárquido, si optas por el lucio una buena elección en la época invernal será la da curricanear por el antiguo lecho del río, esta técnica proporcionará unas buenas sensaciones.

 

Zona de Valdecaballeros.

Enclavada en la orilla este del embalse es una buena zona para la pesca del bass. Sus orillas son de playa con escarpados y bastante vegetación sumergida. En primavera es una de las mejores para el bass. Los señuelos de superficie como paseantes, hélices, buzzers y pequeños peces artificiales harán las delicias entre los meses de abril a mayo. Ni que decir tiene la importancia de devolver a los basses en esta época del año debido a que están en pleno ciclo reproductor y deben cuidar de los pequeños bassitos.

Tanto en esta como en otras zonas del embalse en verano es bastante marcado y los grandes basses descienden hacia otras capas de agua más profundas donde pueda protegerse del calentamiento excesivo de la superficie del agua. Aunque en estas fechas es posible la captura de muy buenos ejemplares durante el orto y el ocaso con artificiales de superficie en zonas someras, mientras que los basses medianos son pescables a lo largo de todo el día.

 

La mejor época

Dependiendo de la especie a pescar irá distribuida de esta forma pudiendo hacer capturas en época no propicia para ello.

Bass : Desde abril hasta la primera quincena de julio, si el verano no viene caluroso se le podrá pescar con éxito hasta agosto. Otra época que proporciona buenas capturas es de septiembre a octubre.

Lucio : La mejor época para el lucio será entre octubre y marzo siendo bastante frecuente que nos parta la linea un buen lucio mientras pescamos el bass en una de sus numerosas reculas.

Carpa : Se podrá tentar desde marzo hasta octubre, si se pesca con técnicas de carpfishing podremos obtener capturas incluso en pleno invierno.

Barbo : No hay una gran representación en el embalse, pero no será raro capturar alguno mientras se intenta la captura de la carpa a fondo o inglesa incluso tentando al bass con artificial.

Boga : Existe aunque en una proporción muy reducida, si eres amante de este ciprínido no tendrás aquí un buen lugar de pesca aunque puedes intentar su pesca a la entrada de los arroyos o en reculas con fondos arenosos.

 

Para terminar unos consejos :

Si se tiene pensado ir a pescar la carpa se deberá saber que hay una importante población en lo que a tamaño y cantidad se refiere, pero si no se quiere fracasar, hay que cebar el puesto de pesca uno ó dos días antes de empezar, que los podrás aprovechar intentando la captura de los basses, una de las mejores zonas es la de los puentes de Castilblanco. El bass esta muy pescado por tanto deberás presentarle cebos que se asemejen a las presas que suele capturar. En cuanto a hospedaje en Herrera del Duque existen numerosos hostales y en Peloche existen pensiones donde podréis pasar unos agradables días de pesca.