Coquina (Donas Vittatus)

‹Cebos mar

La coquina, también conocida por cochafina y xarleta, entre otros nombres, es uno de los moluscos bivalvos más bellos. Vive enterrada a escasa profundidad en las zonas intermareales. Prefiere los grandes arenales y se desplaza con bastante frecuencia ayudada con un pié fuerte y carnoso. Incluso, algunas noches, podremos observar el rastro de sus desplazamientos grabado en la arena mojada.

Este molusco es un manjar, sobre todo crudo. Pero también es eficaz como carnada. Además, posee la ventaja de ser relativamente abundante en muchas playas y, puesto que se entierra a poca profundidad, podemos recolectarlo fácilmente en los sitios que habita.

Es ideal para cebar aparejos de fondo y surf casting, especialmente si pescamos en lechos de arena. El mayor inconveniente que presenta es que su tamaño es reducido, por lo que resulta más adecuada para encarnarla en anzuelos de pequeño o mediano tamaño, destinados a herreras, peces planos, etc.

Una forma divertida y efectiva de recolectarlas es caminando a gatas por la orilla durante la bajamar, mientras introducimos en la arena los dedos. Y cuando digo dedos, no me refiero sólo a los de las manos: de hecho, encontraremos incluso más con los de los pies. El tacto de su concha es tan suave y especial, que, una vez hayamos palpado una, reconoceremos sin lugar a dudas si lo que acarician la punta de nuestros dedos es una bella coquina. No cabe equivocación posible.