CARÁCTERÍSTICAS COSTA/ País Vasco

‹Lugares mar

La vasca, a semejanza de la del resto del Cantábrico, es una costa mixta, en la que la roca se mezcla con la arena y forma grandes playas en los lugares de depósito.

Por lo demás, el País Vasco es pródigo en todo tipo de ecosistemas costeros, dándose aquí grandes acantilados y zonas rocosas –como Punta Galea en Vizcaya, rías importantes como la del Nervión, la del Bidasoa o la de Mundaka, marismas o grandes extensiones de arena y playa como la de Zarauz, Bakio o la de Somorrostro, en la zona de las Encartaciones, casi limítrofe con Cantabria.

La temperatura media del agua es ligeramente superior a la del resto del litoral cantábrico, dada la ubicación más meridional del territorio vasco. Como promedio orientativo, podríamos estimar en 1º C. la diferencia de temperatura media en cada una de las comunidades que comparten la Cornisa. Así, en Galicia tendríamos un grado menos que en Asturias, y en el Principado, uno menos que en Cantabria y así sucesivamente. Esta diferencia, como ya dijimos, es sólo orientativa y estimada, pero suele ser lo habitual. Y unos pocos grados arriba o abajo, -créanme- se notan.

La costa vasca cuenta con importantes bahías. Comenzando por la parte más oriental, hallamos la del Bidasoa, cuyo estuario alberga, en una de sus márgenes, Hondarribia/Fuenterrabía y en la otra, la localidad vasco francesa de Hendaya. Siguiendo hacia occidente, encontramos la recoleta bahía de Pasajes y a pocos kilómetros, la de la Concha donostiarra.

En Vizcaya destaca la bahía de la ría de Mundaka, cuyas marismas fueron declaradas por la UNESCO, en 1984, Reserva de la Biosfera. Aparte de la riqueza biológica y paisajística que entrañan estos humedales, podemos encontrar aquí playas tan renombradas como la de Laga, la inmensa Laida o la majestuosa de San Antonio. Si es usted amante del surf, no deje pasar la oportunidad de enfrentarse con la mejor “izquierda” de Europa, asentada en la ola que forma la barra de Mundaka. Si, en cambio, es un entusiasta del ala delta, podrá también disfrutar de este deporte en la vecina playa de Laga, o, ya en los aledaños de Bilbao, en los acantilados que coronan el Abra, donde se sitúan, orientadas al noroeste, las playas de Sopelana y la Salvaje –también aptas para el surf-.

La gran bahía del Abra, remachada por el Superpuerto y el “Cajón” de Ciérvena, baña las poblaciones de la margen derecha –Guecho y las Arenas- así como las fabriles de la margen izquierda –Baracaldo, Portugalete y Sestao- y abre sus antaño venas siderúrgicas hasta entroncar con la ciudad de Bilbao, en los barrios ribereños de San Ignacio y Deusto.