CADAQUÉS / Cataluña

‹Lugares mar

Es una de las poblaciones más bellas de la costa catalana que ha sabido esquivar exitosamente las moles de apartamentos -que se alzan en otras localidades costeras- y conserva casitas con puertas de colores, y alegres y floridos balcones. Pero no sólo es su belleza lo que atrae al numeroso turismo que se apretuja en sus marineras calles durante el verano. Cadaqués ha conseguido cierta fama como ciudad de artistas, lo que le confiere un carácter bohemio donde pintores, músicos o escritores, se mezclan con marineros y turistas.

Esta población, asentada en una pequeña ensenada, está rodeada de magníficos lugares de pesca. Habrá, sin embargo, que buscar los recodos protegidos, sobre todo del viento llamado Tramontana, que puede ser localmente muy fuerte y durar mucho tiempo. En este sentido, un lugar muy apropiado es el que se emplaza en las estribaciones de la cala Jóncols, encajonada por los montes desolados y resguardada al socaire del cabo de Norfeu, también excelente para la pesca. En la punta Falconera podemos cerrar el paso a las lubinas que recorren sus entrantes. Usando vinilos o peces artificiales, se pueden conseguir buenas capturas, sobre todo cuando la mar esté rizada.

Todos estos lugares resultan muy interesantes porque ofrecen la oportunidad de capturar lubinas, doradas o sargos. Podemos hacerlo a fondo tanto como a flotador, o lanzar señuelos artificiales y cacear en las inmediaciones de los taludes de roca. El fondo también es rocoso, con algunos manchones de arena, y encontramos profundidad suficiente como para que algunos peces de envergadura notable puedan ser insidiados con nuestros aparejos desde tierra. Es el caso de las doradas, lubinas o anjovas que recalan en esta costa llena de entrantes y de recovecos donde, a su vez, buscan refugio bálamos de juveniles de otras especies.

Se llega a Cadaqués por al carretera local C-260 o también por la comarcal de Llançá, por el Puerto de la Selva. Desde aquí no tardaremos en encontrar los desvíos que conducen al faro de Creus y a bastantes zonas de calas donde podamos pescar en relativa soledad.