BAHÍA DE ISLARES / Cantabria

‹Lugares mar

La autopista que va de Bilbao a Santander tiene un acceso directo a Islares, pero lo mejor es salir un poco antes, por Castro Urdiales, y allí tomar la antigua carretera nacional de la costa -siempre dirección Santander-, y seguir las indicaciones a Islares. Por el camino encontraremos, a la altura de Cerdigo, una costa escarpada, donde los más expertos pescan sargos y lubinas con cebo vivo. No es recomendable aventurarse a descender por estos farallones de caliza, por constituir sitios muy incómodos y resbaladizos, lo que los convierte en muy peligrosos.

Más adelante, la isla de la Ballena(en realidad, una pequeña península que sólo adquiere su carácter insular con la pleamar en las mareas vivas), aunque tampoco muy fácil, nos puede deparar agradables sorpresas, y es ideal para el experto spinner.

.

.

.

En este punto tomaremos el desvío a Islares, con una indicación a un camping abierto todo el año, seguro y tranquilo, y al Langostero, marisquería local emplazada sobre la playa. Detrás, un pequeño embarcadero está resguardado por unas paredes rocosas donde se cobijan abundantes crustáceos, entre ellos el codiciado santiaguito. En estas paredes podemos pescar con flotador y cangrejo vivo, o lanzar por la noche en dirección a la playa con aparejos pesados, cebados con sardinas o calamar, para atrapar buenos ejemplares de congrio.

Al otro lado de la bahía de Islares, se encuentra el pueblo de Oriñón. Tiene también un camping y es frío hasta en verano, a causa del aire que la ría del Agüera trae del valle de Guriezo.

Este río es truchero y a partir de este año se va a intentar reintroducir el salmón, que desapareció de sus aguas hace ya mucho tiempo. En su desembocadura ha formado una amplia playa de arenas doradas y limpias, donde abundan las ostras, los berberechos, las coquinas y las navajas o muergos. También son muy abundantes las lubinetas, así como el ubicuo sargo.