Aguja

‹Especies mar

Nombre científico: Belone belone

Otros nombres comunes:

Alemania : Gemeiner

Italia: Aguglia

Francia: Orphy

Reino Unido: Garfhis

Este estilizado pez debe su nombre a su característica complexión. Es un ágil nadador que vive en aguas abiertas y que lo podemos encontrar tanto a profundidad considerable, como en la misma superficie. Durante los meses cálidos se desplaza hacia las costas, y penetra en los puertos, bahías e incluso estuarios.

Es un voraz predador y a la vez, en su forma juvenil, uno de los alimentos preferidos de algunas especies, como la lubina.

Para cazar, se lanza como una flecha sobre los pececillos que constituyen la mayor parte de su dieta y no es raro que incluso llegué a salir del agua en un salto tras su alimento.

Su picada es inconfundible y, si bien nunca presentará una feroz batalla dadas sus reducidas dimensiones -por lo general inferiores al kilo de peso y a un metro de longitud- si tenemos un aparejo ligero, veremos cómo saca línea y nada un buen trecho antes de entregarse.

Cualquier cebo de origen animal es válido, desde un trozo de pescado hasta una gusana, pero también ataca con entusiasmo a los artificiales, como los anguilones de goma.

No es muy perseguida debido a la escasa calidad de sus carnes y a su tamaño que nunca pasa de “mediano”. Generalmente, la gente, incluso sin haberla probado nunca, le atribuye un mal sabor y un mal olor exagerado, por lo que muchos la devuelven al agua.

Lo malo para la aguja es que suele volver a su medio ya cadáver o muy mal herida, habida cuenta de que se traga la carnada hasta lo más profundo, por lo que desanzuelarla es complicado y, por lo general, fatal para ella.

Algunos aprecian sus carnes en conserva, pero lo normal es que, de picar un anzuelo que no iba destinado a ella, sea aborrecida, pues la mayoría de los pescadores no le profesan ningún cariño.