El color del señuelo según la profundidad y claridad de las aguas

Texto y fotos por Javier Hernández Racionero javihrac@granpesca.com

Los pescadores de hoy en día nos estamos dando cuenta que la elección de los señuelos trae mejoras notables en el resultado de nuestras salidas de pesca.

El señuelo tiene muchas características, tamaño, forma de natación, profundidad, tacto y como no color. En esta ocasión vamos a fijarnos en la elección del color, pero más específicamente en su elección según la profundidad de las aguas y tonalidad de las mismas.

Profundidad.

Normalmente pescamos en aguas de muy distintas profundidades. Desde aguas someras con menos de un metro hasta, aguas con una decena de metros.

En la primera opción tenemos que valorar que el efecto de la luz, en aguas de un metro hace que todo, por muy escasa que sea la vista del pez, sea más fácil de reconocer y saber exactamente que es. Por este motivo es recomendable colores cuanto más parecidos a la naturaleza, mejor, será más difícil de detectar nuestro engaño por cualquier pez receloso. Sobre todo tendremos que fijarnos en los peces pasto de la zona o en cualquier otro ser vivo que podamos imitar con nuestro señuelo como pueden ser ranas, cangrejos, …. Lo principal será imitar con la mayor proximidad posible la comida diaria de los peces. A un pez le puede parecer muy extraño en un determinado lugar un carpín rojo y en cambio en otro donde es el alimento normal de los depredadores, les parece a estos de lo más normal.

En cambio a medida que bajamos en profundidad, los colores más útiles en la atracción del pez serán los más vivos y chillones, ya que así se verán a varios metros de distancia y facilitarán la picada. debemos pensar que estos colores serán efectivos a cierta profundidad, con esto quiero decir que si intentamos pescar con determinados colores vivos en masas de agua con dos metros de profundidad seguramente sea equivocada nuestra elección y debamos seguir empleando colores más naturales. Siempre existe un término medio, colores entre unos y otros para medias aguas.

Como último dato de interés, el azul según diversos estudios es el color que mejor ven los peces en la profundidad.

.

Claridad de las aguas.

Bajo mi punto de vista el mero hecho de tener más o menos metros no es el único hecho esencial en el cúal debemos pensar cuando ponemos un señuelo de un color u otro. También es de vital importancia la claridad de las aguas. Aquí podemos aplicar una regla igual de fácil que para la profundidad. Si las aguas son o están claras pescaremos con colores naturales y a la inversa, a aguas “chocolateadas” utilizaremos señuelos con colores de fantasía, siempre teniendo en cuenta la posibilidad de aguas con una claridad media.

Debemos dar más importancia a este factor que a la profundidad. En nuestro país tenemos embalses como el de Bolarque, (Guadalajara) en los cuales hay mucha profundidad pero vemos perfectamente nuestro señuelo nadando a tres metros de profundidad. Y también tenemos charcas con abundante vegetación que produce muchas partículas en suspensión y no tienen más de dos metros de agua.

Mediante la conjunción de estos factores, según nuestro criterio y día por supuesto, daremos más importancia a uno u otro factor,(aguas muy profundas pero claras, señuelo natural, por ejemplo)

Como se puede ver debemos pensar que el color de señuelo se debe elegir en función de muchas variables, aquí solo hay dos pero otras como el alimento diario, influyen en la misma o igual medida que los factores comentados en este artículo.