Softbaits de vinilo. Su momento

Texto y esquemas: Javier Hernández Racionero javihrac@granpesca.com

Softbait. Con la traducción literal aclaramos mucho que es y como es. Soft, palabra inglesa que significa suave, blando, lento, perezoso,… y bait (más que usada por los aficionados al bass terminando cualquier palabra) significa señuelo. Únelos y ya está todo. Un señuelo lento y con movimientos suaves. Y un detalle que a muchos principiantes es determinante: el precio. Los mostrados en este artículo, a excepción del AA´s, no superan el euro.

El momento apropiado.


Todo momento es apropiado para la pesca con este señuelo, pero deberemos emplearlo a pez visto o en aguas someras, ya que el montaje recomendado sólo hace trabajar al pez en los dos primeros metros de agua, aunque lo podemos dejar caer hasta el fondo, es cuestión de tiempo, pero no recomendable.

El mejor momento, ya que es cuando los peces están más cerca de nosotros, es en época de freza (abril – junio) y en primavera y otoño. En verano se podrá utilizar al amanecer y al anochecer, ya que es el momento del día cuando los basses tienen actividad y se acercan a las orillas y a los primeros metros de agua. En invierno, excepto algún ejemplar despistado (por decir, nada es imposible) o en días cercanos a las estaciones limítrofes, con buenas temperaturas.

Por lo general emplearemos este señuelo cuando veamos o tengamos intuición de que el pez está por encima de los 2 o 3 metros.

El equipo.

No es un elemento principal pero siempre se pesca más con uno específico, que con uno cualquiera, con la ventaja añadida de estar más cómodo. Un equipo ideal sería aquel compuesto por una caña de una longitud entre 1,95 y 2,10. (La menor para embarcación y la mayor para orilla) de spinning con un carrete acorde con esta modalidad. Aquí si que es fundamental esta modalidad, ya que el peso de los señuelos suele ser bastante bajo y es más complicado lanzarlos con carretes de casting. La acción de la caña será medium- heavy, prefiriendo siempre hacia abajo, una medium. Este señuelo no necesita mucha potencia para poder clavar y se lanza mejor con esta acción.

La línea a emplear es recomendable utilizar la más delgada posible, ya que esta pesca es muy “delicada” y el lance agradece no tener que arrastrar sedales gruesos. ¿Mono o multifilamento?. A gusto del consumidor. Piensa en las ventajas y desventajas que tiene cada uno (próximamente será motivo de un artículo) Yo me quedo con una línea del 0,24 mono y a ser posible en blanco o fluorescente, para poder seguirla cuando nuestro señuelo se pierda de vista.

La recuperación del carrete, no tiene importancia ya que la pesca con estos señuelos se limita a accionarlos con un golpe de muñeca imprimido a la caña. El carrete sólo se utilizará para tensar la línea y almacenarla, en acción de pesca.


Acción de pesca.

El montaje que empleamos suele ser el Texas, pero muy importante para el correcto movimiento de nuestro artificial: no utilizar ninguna clase de plomo. Es también muy importante el movimiento que imprimimos al vinilo. Con leve, y muy leve movimiento que le imprima nuestra caña, dentro del agua el movimiento que ofrece es de gran naturalidad y realismo y en ocasiones si hacemos movimientos bruscos lo único que conseguiremos será espantar a nuestro objetivo: ese bass regordete que está apostado en ese tronco sumergido.

Existe un montaje destinado a este señuelo, el banjo, que le deja gran libertad de movimientos y le imprime gran realismo.

Antes de montar nuestro vinilo, al estilo Texas, deberemos pensar dónde y cómo vamos a clavar la punta del anzuelo. Piensa que si lo clavas con la punta hacia arriba la caída del pez será bastante menos errática que si lo clavas en un lateral. Si lo haces así el lado donde esté pinchado el anzuelo hará que se venza siempre el vinilo hacia ese lado y a nuestros golpes de muñeca se enderece, creando así un movimiento errático. Y ya sabéis lo que eso significa en un pez: estoy herido, atácame. Algunos modelos nos indican cómo y dónde clavarlo como el Shadow de Mann´s (foto inferior). Tiene en un lateral indicado (hook, anzuelo en inglés) dónde debemos colocar nuestro anzuelo.

Colores.

Cómo no se iba a hablar de la característica mas de moda en los señuelos. Bajo mi criterio, el color en el softbait, siempre que guarde cierta relación con el medio (aguas claras, colores naturales; aguas turbias señuelos más llamativos) no es un detalle muy importante. Es muchísimo más importante la presentación y la PACIENCIA en la pesca con estos señuelos que cualquier otra característica, incluso que la forma, ya que todos los señuelos de los que he hablado en el artículo son mis favoritos en mi caja de señuelos, y los tengo más que probado. Si aún así eres un fetichista de los colores y quieres tener un pequeño surtido “para cualquier condición” toma nota: smoke (humo), water melon (verde trasparente-oscuro), bubble gum (rosita), blanco y combinaciones de blanco con otros colores, el chartreusse (amarillo “fluorescente”) y uno de los más efectivos y menos usados, el marrón con cualquier combinación de otros colores.