De pesca con cangrejo artificial

Texto y fotos por Javier Hernández Racionero javihrac@granpesca.com 

Muy a menudo caminando por la orilla o cuando nos acercamos a ella con nuestra embarcación observamos en la mayoría de los pantanos, sobre todo en la mitad inferior de la Península, como este rojo crustáceo deambula en busca de alimento o de una grieta en la que esconderse.

Constituye un de los principales aportes energéticos de la mayoría de depredadores que pueblan las aguas continentales españolas. Por este motivo, bien conocido por los pescadores, se han realizado gran número de repoblaciones de diferentes especies en nuestra aguas. En algunas ocasiones legales y en otras, cómo no, ilegales. De esta manera se introdujo en España el cangrejo americano, siendo en la actualidad por su gran resistencia a la sequía y mala calidad del agua, la predominante.

La polivalencia de esta imitaciones radica en la capacidad de los diferentes materiales existentes para crear formas casi exactas a la naturales con un precio muy asequible a todos los bolsillos, sobre todo cuando se habla de los de vinilo.

También hay que tener muy en cuenta que no es una condición a cumplir que el cangrejo habite las aguas objeto de nuestra salida, ya que los peces que pueblan estos lugares conservan la noción o aprendizaje que tiene los peces para saber que el cangrejo es comida, y además comida de muy buena calidad.

En referencia a los materiales de fabricación, existen, en términos generales dos tipos: los “blandos” (soft, para los americanos), que no es otra cosa que los archiconocidos cangrejos de vinilo y los “duros” (en lengua inglesahard) más realistas que los primeros, pero con limitaciones de profundidad y las posibilidad de enganches.

La diferencias entre uno y otro son mayores que las semejanzas, que se reducen a su similitud con el cangrejo, aunque cabe decir que los duros son mucho más similares al cangrejo de carne y hueso, mejor dicho de carne y concha.

El cangrejo de vinilo.

Los cangrejos de vinilo son especialmente efectivos con especies depredadoras como el black bass, lucio, lucioperca y siluro.

El empleo de estos señuelos artificiales es recomendado para lugares con fondos rocosos (no más pequeñas que una manzana o grandes rocas) o con gran cantidad vegetación sumergida, donde es muy frecuente el encontrar cangrejos naturales escondidos.

El cangrejo de vinilo, es un artificial muy polivalente por la gran cantidad de modelos que se han desarrollado para cada tipo de pesca y montajes. El empleo de uno u otro modelo, reside en su utilización en cada técnica para cada momento determinado. Basándonos en los diferentes montajes en los que se emplean, se pueden distinguir tres tipos de cangrejos fundamentalmente:

Cangrejos para montajes Texas.

Son los empleados en el montajes con anzuelos no plomados y que atraviesan el señuelo. Deben de tener muy bien definidas todas sus patas y pinzas y que se asemeje mucho a la realidad, ya que es en sí su aspecto lo que debe de atraer al pez. Suelen tener el cuerpo largo para que se pueda insertar en él el anzuelo de este montaje, característico por su longitud de tija y dimensiones en general. Los cangrejos de este tipo son muy recomendados para la pesca tipo flipping..

Para cabezas plomadas o como complemento.

La única diferencia respecto al modelo anterior es que tienen el cuerpo más alargado y o incluso tienen una prolongación de esta para sujetarlos al jig.

Ejemplos de este tipo de cangrejos son el Power Crawde Berkley, Claw Bug de Kali, Big Critter Craw de Zoomy Bugs 4” de Hart.

Otros modelos, como por ejemplo el Jig Trailer deClunn y el Pig Claw de Lake Fork son cangrejos de vinilo formados exclusivamente con lo que sería en la realidad la cabeza y las pinzas.

Su empleo se restringe para utilizarlo como complemento de jigs con flecos o spinnerbaits, con la función de darle más realidad al conjunto.

.

.

.

Para la pesca fina o Finesse.

Específicos para este tipo de pesca, tienen tamaños realmente pequeños, no sobrepasando las 3 pulgadas (7,5 centímetros aproximadamente) en ningún caso. La calidad de detalles es máxima, en ciertos modelos es tal este detalle, que los ojos aparecen pintados. Modelos de este tipo son por ejemplo el Bugs 2” de Hart, Guido’s Original deGambler, Li´l Critter Craw de Zoom y el Tank-S deEcogear.

Independientemente del tipo de cangrejo que se emplee hay que tener en cuenta cómo ingiere un pez un cangrejo. Normalmente lo suele atacar por la cola, ya que es la parte en la que el caparazón es más blando. Si es de pequeñas dimensiones el cangrejo, el depredador no dudará en engullirlo completo. Este detalle es muy importante de cara montaje, que siempre tendrá que estar cubierto, al menos, la cola con el anzuelo.

También se tiene que pensar de cara al montaje, en la forma de natación del cangrejo, siempre al revés con la parte trasera por delante, y mediante pequeños impulsos, menos cuando se desplaza sobre el firme de las orillas que lo andando con todas sus patas.

En los Estados Unidos, el cangrejo de vinilo es un señuelo rey en la pesca del black bass. Es tal su efectividad que ciertos fabricantes está desarrollando este señuelo hasta casi la perfecta imitación de cangrejo vivo. Un cangrejo que se emplea muy frecuentemente en este país es el Cajun Buble Craw. La característica que desmarca a este cangrejo respecto a los demás es su capacidad de expulsar burbujas de aire dentro del agua.