Pescando siluros con el método alemán. Primera parte

Texto y fotos por Javier Hernández Racionero javihrac@granpesca.com

Todos sabemos que los siluros, hasta hace pocos años, no poblaban España. Según cuentan, fue un alemán quien introdujo esta especie en nuestras aguas y, años después, varios súbditos de aquel país aparecieron por nuestra geografía pescándolos con un método que, hoy por hoy es el más efectivo: el alemán –qué casualidades-.

Diversas técnicas como el lance ligero, el clonk o incluso con boiles, son también efectivas, pero está comprobado que el método alemán es de los más efectivos – por no decir el que más- y el que consigue capturas de mayor peso.

El equipo.

Este tipo de pesca requiere la utilización de embarcación. Si no se posee una, en las mismas zonas de pesca existen diversas empresas que por un precio que oscila las 5.000 y 10.000 pesetas nos facilitan una para toda la jornada –parece un precio excesivo, pero cuando pescan varios compañeros, el gasto (2.000 o 3.000 pesetas) es ridículo-

Las cañas y carretes.

En un principio se comenzaron a utilizar cañas muy potentes de surf-casting, combinadas con carretes de curricán marítimos.

Desde hace ya algún tiempo existen diversas marcas que fabrican cañas y carretes específicos para esta modalidad.

Las cañas tendrán una longitud entre los 3,5 y 4 metros con una acción de 100 a 300 gramos. Si se elige la medida superior se trabajará mejor la pieza una vez capturada. No debe ser mayor de estas dimensiones porque en ningún momento hay que lanzar y mas largas pueden resultar molestas para pescar con ellas por lo pesadas que resultan.

Por regla general están fabricadas en materiales ligeros y resistentes como lo es el carbono.

El carrete.

Aún hoy, se puede ver en numerosos aficionados en sus combos, formados por carretes de curri costero. No es nada disparatado, ya que cumplen a la perfección con los requisitos para la pesca de siluros de 30 a quien sabe 100 kilos.

Lo normal es emplear carretes de bobina giratoria. Son más duros y resistentes que los de bobina fija y suelen tener ratios de recogida mayores que facilitan el cansar al pez.

El tamaño ha de ser si es en bobina fija el más grande que se pueda conseguir y en bobina giratoria un tamaño medio. Estas medidas parecen algo generalistas, pero esta pesca lo que busca son equipos en general resistentes a los grandes peces y no se busca ni una excesiva ligereza, ni condiciones exactas, como podría tratarse de un conjunto para pescar flipping para bass, por citar una modalidad.

Otros complementos.

Se necesitan grandes veletones –para luego no confundir con boya -. Los utilizados en la pesca del lucio con pez vivo son ideales si se utiliza como cebo anguila y si se utiliza carpa es mejor emplear estos mismos pero en tallas mayores. La resistencia ha de ser entre 70 y 140 gramos.

El socorrido corcho rojo de mar en una medida considerable es la opción más económica y a la vez más adecuada. Nunca pienses que este corcho es grande. Al contrario hay que pensar que a un pez de varias decenas de kilos el hundir un corcho sea la medida que sea es un mero juego, sin ninguna importancia.

Los anzuelos o poteras.

Si se pesca con carpa como cebo vivo se han de utilizar poteras. Las medias al variar tanto entre fabricantes, es buena medida aquella en la que en la curva de uno de sus anzuelos entre una moneda de cinco duros.

Si por el contrario se emplea como cebo anguila se utilizarán anzuelos. Como referencia sirve la misma prueba que en el caso anterior pero con una moneda de 100 pesetas. Un ejemplo de anzuelos de calidad son los Mustad, modelo 10829, en las medidas de 4/0 e incluso mejor 6/0 creados específicamente para la pesca de siluros.

El hilo.

La regla general es emplear Dacrón, o trenzado. Los motivos son muy diversos y a la vez muy favorables.

Se tiene mucha resistencia al peso, con un diámetro relativamente pequeño, no tiene memoria, ni elasticidad – se asegura mejor el pez en la clavada – , y por supuesto la durabilidad. Está claro que el principal inconveniente es el precio, pero se amortiza fácilmente en varias temporadas, ya que no es necesario cambiarlo con tanta regularidad como el nylon.

Complementos indispensables.

Para poder hacer este tipo de pesca correctamente se necesitan otros complementos, que son menos importantes que los anteriormente citados, pero sino se llevan no podremos pescar.

Bollas de señalización con sus respectivos muertos. Estas bollas se pueden fabricar de la manera más simple. Se vacían varias bombonas de agua de 5 litros de capacidad – esas de plástico de agua mineral -. Se necesitan una por cada caña que se monte. Un vez vacías se pintan con alguna pintura que sea llamativa –rojo, amarillo, … colores chillones. Con una gruesa cuerda de unos 3 a 4 metros de longitud se ata un extremo al bidón y el otro a un peso –denominado muerto-. Este podrá ser un tubo de hierro, ladrillos,… algo que mantenga la bolla en el mismo sitio a modo de ancla.

Plomos

Un buen puñado de plomos de los que se emplean para la pesca de fondo de unos 50 a 70 gramos, para poder calibrar correctamente nuestro “veletón”.

Otros tantos esmerillones o quitavueltas. Necesitamos de dos dimensiones, unos del 2 o del 3 y los mayores del 3/0 o cualquiera que tenga una resistencia superior a 100 kilos.

Un par de bobinas de sedal – 200 metros aprox. – de un diámetro que oscile entre el 0,2 y el 0,3. No hay que preocuparse por la calidad ni resistencia de este hilo.

Es necesario un soporte resistente para cada caña para sujetarlas en ángulo respecto al suelo.

Otros materiales necesarios son unos guantes de jardinero resistentes, para poder coger al pez, unos alicates y un plástico de al menos 2x 1,5 metros para apoyar el pez una vez fuera del agua.

Como se ha podido observar el equipo para esta modalidad es muy fuerte y resistente. Cuando se pelea con siluros de varias decenas de kilos hay que tenerlo todo bajo control.

Por cierto, tampoco hay que olvidar el metro –que mida más de 2-, un peso industrial y por supuesto una cámara de fotos para inmortalizar esa captura.

En el siguiente artículo, se comentará todo sobre el cebo a emplear.

Si deseas información sobre tarifas para la pesca del siluro con todo incluído en Ribarroja o Mequinenza envíanos un email a email@granpesca.com